A 29 años de la declaración del Día Nacional de los Derechos de la Niñez, persisten grandes desafíos de protección

Johnny Bidó
Sep 30, 2021 10:08:01 AM

El 29 de septiembre de 1992, mediante Decreto No.288-92, el presidente de entonces, Dr. Joaquín Balaguer, declaró esa fecha como el “Día Nacional de los Derechos de la Niñez”. Esta declaración se produce un año después de la República Dominicana hacerse país signatario de la “Convención Internacional sobre los Derechos del Niño”, asumiendo el compromiso de garantizar los derechos fundamentales de la niñez dominicana, tales como la salud, educación, protección, igualdad, identidad y nacionalidad, libertad de expresión, seguridad social, esparcimiento, recreación y actividades culturales, entre otros. 

Hoy, a casi 30 años de este decreto, nuestra niñez sigue estando en riesgo o es víctima de diversas formas de violencia que aumentan su vulnerabilidad. Los desafíos que enfrenta esta población, especialmente aquellos que habitan en las comunidades de las 10 provincias más pobres del país, son enormes. Sufren una alta prevalencia de flagelos como el matrimonio infantil y las uniones tempranas, el trabajo infantil, la violencia verbal, física y psicológica, el abuso y explotación sexual, junto a la falta de acceso a una educación de calidad e inclusiva.  Todas estas problemáticas siguen afectando de manera importante la existencia de la niñez vulnerable, y limita su desarrollo biológico, social y económico, perpetuando, de esa manera, la pobreza en la que ya se encuentran. 

nina-sola

Esta realidad se agudiza en el contexto de la pandemia del COVID-19. Según una publicación del diario El Caribe, de fecha 2 de junio de 2021, unos 406,793 niños, niñas y adolescentes de entre 3 y 17 años, no están escolarizados; otra publicación del 6 de junio en el periódico Diario Libre establece que Antes del COVID se registraba una inasistencia escolar de 9.0% y se espera un incremento de 13.2% hasta 17.9% para el retorno al año escolar 2021-2022, iniciado el pasado 20 de septiembre. 

Por otra parte, datos recogidos en la Encuesta de Bienestar Infanto Juvenil durante la Pandemia, conducida por la ONG World Vision, dan cuenta de que, en el último año, el 36% de adolescentes de entre 12 y 15 años se encuentra trabajando a tiempo completo, lo que les impidió asistir a clases de manera regular, empujados por la pérdida de ingresos familiares a causa de la pandemia. De igual manera, otro trabajo de campo de World Vision indica que cerca del 60% de los adolescentes en comunidades vulnerables afirman haber sufrido alguna forma de violencia durante los últimos 12 meses, un dato que se refrenda en el mismo estudio, donde el 49% de los padres, madres y cuidadores consideran el castigo físico y humillante como la única manera de corrección. 

Estos son solo unos ejemplos de cómo, a pesar de las intenciones del Decreto 288-92, y de los esfuerzos multisectoriales del país en procura de la protección de la niñez, persisten grandes desafíos en términos de garantía y restitución de los derechos de esta población, especialmente la niñez más vulnerable, que en República Dominicana asciende a un poco más de 2,807,000, según datos oficiales. 

Mapa RD WV

Todavía hay esperanza… 

Pero no todo es oscuridad; hoy también podemos ver algunas luces de esperanza, y pesar de que los desafíos antes mencionados a´Un persisten, es pertinente reconocer los esfuerzos de las actuales autoridades, encabezadas por el Gabinete de Niñez y Adolescencia, junto a CONANI como órgano rector del Sistema de Protección de la Niñez. Entre los logros a destacar se encuentran la promulgación de la Ley 1-21, que prohíbe el Matrimonio Infantil sin excepciones; la implementación de la iniciativa denominada Plan Valdesia, orientada a la prevención y erradicación de las uniones tempranas y embarazos en adolescentes. Se suma la propuesta de Lineamientos de Política Pública para la Protección de Niñez y Adolescencia en Peores Formas de Trabajo Infantil, Situación de Calle y/o Movilidad en Espacios Públicos que será lanzada próximamente, entre otros hitos de gran relevancia. 

Asimismo, cabe destacar la participación de Paula Disla, presidenta ejecutiva de CONANI, en el evento global sobre el Matrimonio Infantil en tiempos de Pandemia, organizado por World Vision International y el Gobierno de Malawi, en el marco de la 76ta Sesión de la Asamblea General de las Naciones Unidas, donde expuso acerca de los esfuerzos del Gobierno para la prevención y erradicación del matrimonio infantil en el contexto de la pandemia del COVID-19; siendo República Dominicana el único país de habla hispana participando en este cónclave mundial. 

nino-solo

De nuestra parte, World Vision República Dominicana, a través de nuestro Programa Técnico de Protección de la Niñez e Incidencia, nos aprestamos a desarrollar, en comunidades de las provincias de Montecristi, Dajabón, San Cristóbal, El Seibo y Santo Domingo, un programa de fortalecimiento de capacidades dirigido a los actores formales e informales del Sistema de Protección en el nivel local, quienes serán entrenados para la implementación de largo plazo de las “Normas Mínimas de Protección de la Niñez”. Estas normas proveen los recursos formativos y prácticos necesarios para contribuir a la articulación efectiva entre los diversos actores comunitarios, con base en lo que se ha definido como “El Circulo de Responsabilidad”, comenzando con la integración del niño y la niña en los espacios de toma de decisión, siguiendo con la familia, el liderazgo comunitario, sociedad civil, el sector privado y las autoridades; todos articulados para garantizar una acción conjunta y consensuada en un Plan de Acción que contribuya a develar las causas raíz de la desprotección de la niñez, y cómo abordarlas exitosamente, desde la identificación hasta la denuncia y el seguimiento, entre otros aspectos clave para la protección integral de la niñez más vulnerable. 

El ciclo formativo sobre las Normas Mínimas de Protección de la Niñez inicia en la primera semana de octubre con la capacitación de 76 de nuestros colaboradores ubicados en las diversas comunidades de las provincias antes mencionadas, quienes estarán preparados para reproducir las capacitaciones y brindar acompañamiento directo a los actores del nivel local en todas las fases de implementación de estas normas. Todo esto, con la esperanza de que juntos podamos construir una nueva generación de niños, niñas y adolescentes libres de estos flagelos que hoy les afectan, con el concurso de todos, porque “Necesitamos a todo el mundo para eliminar la Violencia contra la Niñez”. 

X
No te pierdas nada: